dimarts, 10 d’abril de 2012

Los genios de las finanzas


Lo tenían todo claro, su sola presencia generaría confianza y empezaría el crecimiento y la creación de empleo, Europa y los mercados se postrarían a sus pies, la señora Merkel los recibiría con alfombra roja.
No subirían impuestos, subirían las pensiones, no tocarían ni la educación ni la sanidad, serian los garantes del estado del bienestar, porque la culpa de todo era de Zapatero que había generado la crisis mundial.
Los mercados ni caso y Europa se ríe de ellos. Al de Guindos de tanto servilismo se le está poniendo cara de palanganero.
Menudos imbéciles.