dissabte, 22 d’octubre de 2011

Esos cielos

Siempre me ha impresionado la entereza y la clarividencia de Eduardo Madina, el compromiso con su país y con sus ideas.

Él, que es una víctima directa, que perdió una pierna en un atentado de ETA en el 2002 y que padeció la incomprensión y el rechazo de las asociaciones ligadas al PP, ha sido siempre un abanderado de la conciliación y de la paz.

En momentos como los actuales Eduardo Madina es un referente moral. Su artículo es un reflejo de su actitud