dissabte, 15 de maig de 2010

ni dios, ni patria ni rey


Es difícil encontrar un eslogan que contradiga más mi pensamiento incluso salvando las diferencias geográficas y culturales. No he podido evitar reproducirlo.