dimarts, 13 d’abril de 2010

ataduras


Habías conseguido que formara parte de tu vida y ha sido fuente inagotable de sosiego y de paz. Cuando la has disfrutado hasta el delirio, sabes, que no hay nada comparable a la libertad.