diumenge, 4 d’abril de 2010

Has vuelto?


Pasada la tormenta, has vuelto
y ya tienen sentido las llamadas
y el recuerdo de los confesionarios.
Se instalan, en tus ojos la sonrisa
y en tu cuerpo las ganas de bailar.
Se puede ser feliz en la rutina
de susurros, secretos y silencios .